logo

TREINTA Y TRES

Perita en violencia cuestiona abordaje del tema en Treinta y Tres y demanda medidas de prevención

Mayo 05, 2021

“si dos intentos de femicidios en diez días no generaron alarma pública, es una señal que habla por sí misma”

La Dra. Esc. Marcela Falco Améndola es perita de parte en violencia de género, abuso y maltrato infantil para la zona este (Suprema Corte de Justicia).

Experta en violencia de género y masculinidades. Maestrante en el Estudio Interdisciplinar en Atención y Prevención de la Violencia de Género (Universidad de Salamanca – España). Se ha formado en masculinidades, victimología, trabajando con varones agresores, en género, valoración de riesgo e intervención con mujeres en situación de crisis. Formada en derecho penal y criminología se ha transformado en la principal referente en tema violencia, para la sociedad del departamento, que acude de manera continua a solicitar su asesoramiento. Entre otras distinciones, recibió el Premio Tacuruses de Oro a la trayectoria, lo cual evidencia la vastísima carrera forjada con especializaciones permanentes y cursos adicionales constantes, enriqueciendo su ya notable formación.

Mientras aún se espera por la recuperación de las dos mujeres, que en un período de 10 días fueron agredidas por sus parejas en el departamento en dos intentos de femicidios, Diario El Este solicitó la opinión de la experta a quien entrevistamos para conocer su opinión profesional sobre este flagelo.

Diario El Este: En su opinión ¿Cuál sería el aspecto más complejo de abordar en materia de violencia?

Dra. Esc. Marcela Falco: En materia de violencia, según mi experiencia, uno de los aspectos más importantes, pero a la vez más difíciles de abordar, tiene que ver con la prevención, sobre todo porque no lo hemos incorporado en nuestro país como lo indica la ley y las Convenciones a la Currícula; y por tanto se deben redoblar los esfuerzos para prevenir. Es muy difícil la convocatoria, atento a que, hay una mirada no receptiva al tema. Se debe trabajar en estos temas desde la educación inicial, claro que para eso debemos comenzar a deconstruir a quienes educan, ya sea en el hogar y luego en el aula. La educación es un factor fundamental para generar el cambio, aunque estamos muy lejos de debilitar el patriarcado, pero más aún lo estaremos si no trabajamos rápidamente en género y masculinidades. El tema requiere de un análisis profundo donde debemos desentrañar coyunturas hegemónicas que obviamente no es tan sencillo y que se deben acompañar de procesos de deconstrucción ya que nos manejamos con pautas culturales y estereotipos aceptados desde hace siglos. Mientras no se entienda que la violencia de género es un tema de derechos humanos, que se debe trabajar en educación, en salud entre otros y desde el punto de vista de la prevención no vamos a bajar los niveles de violencia. Prevenir es el gran tema, que significa evitar algún peligro, o sea buscar estrategias que disminuyan la incidencia en esta caso de la violencia, a través de la reducción de los factores de riesgo o el aumento de los factores de prevención. Y ahí podríamos extendernos en la prevención primaria, secundaria y terciaria, que daría seguramente para varias páginas.

Diario El Este: ¿Se trata de un flagelo común a la sociedad o existen zonas más afectadas que otras?

Dra. Esc. Marcela Falco: La violencia contra las mujeres es un problema persistente que ocurre en todas las culturas y grupos, la violencia no distingue, razas, culturas, clases sociales. Podemos decir que hay países que se encuentran con altísimos índices de violencia en todos sus aspectos y en todas sus formas en lo que a mujeres respecta, tal como sucede en Colombia, en Chile, en México, ciudad Juárez por ejemplo. En la República Democrática del Congo Por ejemplo, la violencia doméstica es considerada como una demostración de una fuerte masculinidad. Si regresamos a nuestro País, no podemos decir que hay zonas con más violencia. El Uruguay se caracteriza por tener también una alta tasa de violencia; cambian las formas con respecto a otros de los países mencionados, pero las consultas diarias indican que hay números muy elevados, aunque no se reflejan en las estadísticas del Ministerio del Interior por múltiples factores. Yo, por ejemplo, muchas de las denuncias que ingreso, las hago directamente en el Poder Judicial, esas ya no están en las estadísticas del Ministerio, pero sí son situaciones judicializadas.

Diario El Este: Si bien es cierto que la violencia atraviesa todas las clases sociales ¿existe un modo distinto de atravesarlo de acuerdo a la posición socioeconómica?

Dra. Esc. Marcela Falco: Sí, es real que la violencia atraviesa a todas las clases sociales, en realidad nos atraviesa a tod@s de alguna forma, siempre digo que en algún momento hemos sido víctimas o victimarios en alguna situación de nuestra vida, porque en realidad así fuimos educados y hemos reproducido el modelo. También es cierto que se vive diferente según la posición socioeconómica en la que se encuentre la mujer, muy por el contrario a lo que comúnmente se piensa, que la mujer independiente económicamente, a veces profesional, etc., puede salir más fácil de la violencia y que si no lo hace es porque no quiere; paradójicamente no es así. Estas mujeres que en otros ámbitos de la vida son capaces de desenvolverse con cierto éxito, tanto social como profesional, se sienten incapaces de denunciar a sus agresores y abandonar la relación. Tiene que ver con el síndrome de adaptación paradójica a la violencia. No olvidemos que por lo general están con varones que aunque no sean proveedores, son personas muy vinculadas socialmente, políticamente etc., y eso puede llevar a que la víctima se encuentre desprotegida por el propio sistema, donde su agresor se ha encargado de intimidar con sus influencias, su personalidad amable, carismática, etc.

Diario El Este: ¿Hay antecedentes de programas que hayan dado resultado?

Dra. Esc. Marcela Falco: Sobre los antecedentes que tienen que ver con programas que den resultados, en Uruguay hay programas desde el Estado y desde las Asociaciones Civiles tanto para trabajar con mujeres víctimas de violencia como con varones que la ejercen, han sido mejores los resultados de los programas con mujeres aunque también van de la mano como funcione el resto del Sistema con el que hay que articular, como son las redes de contención, programas de viviendas, justicia, policía fiscalía etc. Cuando se dificulta el trabajo con alguno de ellos los resultados se vuelven cuesta arriba.

En cuanto al trabajo con Varones hay Departamentos donde se trabaja muy bien y otros no tanto porque no hay tantos profesionales formados al respecto.

Se está al debe por ejemplo en el trabajo con varones privados de libertad, que sería un buen lugar y momento para trabajar y generar algún cambio, o por lo menos disminuir el nivel de violencia al cumplir la condena.

Diario El Este: ¿Qué visualiza a futuro con las políticas que se han venido implementando?

Dra. Esc. Marcela Falco: En lo personal soy muy crítica con las políticas de Género tanto a nivel Nacional como Departamental y es porque el día a día me indica que hay carencias, lo demuestran las personas en la consulta diaria, en los mensajes, en la necesidad de tener certezas en el tema, que es lo que más reclaman. Creo que, mientras no se trabaje en la escucha de lo que se está demandando desde la sociedad, no vamos a avanzar. En Treinta y Tres tenemos dos tentativas de femicidio en las últimas dos semanas y no vemos ni siquiera una alarma pública, como sí la vemos cuando los casos no son en el Departamento. Eso nos está dando una señal, no vemos a las autoridades pronunciarse, pero desde el conocimiento y desde el compromiso del abordaje idóneo. Tenemos 5 femicidios sin resolución judicial y eso es alarmante, entiendo que es fundamental la formación de quienes investigan en perspectiva de género, en criminalística en victimología, y de lo contrario hay que recurrir a los peritos que sí están formados, si no seguiremos en ésta inercia que nos caracteriza.

Diario El Este: En su constante especialización, en las últimas horas ha abordado la figura del psicópata ¿Cómo se describiría una persona con estos rasgos?

Dra. Esc. Marcela Falco: El estudio de la personalidad psicopática es muy interesante y atrapante. Cuando nos referimos a ella por lo general viene a la mente el asesino serial, sin embargo el 3 % de la población tiene esa psicopatología y no distingue entre hombres y mujeres. En una investigación criminal es muy importante conocer el perfil para saber cómo abordarlo en un interrogatorio, porque suelen ser astutos y encantadores, si interrogamos a un psicópata de la misma manera que interrogamos a alguien que no lo es, seguramente ese interrogatorio es un fracaso, porque debemos estar un paso delante de él y eso no es tan sencillo, por eso es importante, de forma previa tener el perfil. Por supuesto que tenemos dos tipos; el psicópata antisocial y el adaptado. Tienen por lo general una importante disociación emocional y verbal ya que lo que dicen por lo general no es lo que piensan, yo diría que son personas que conocen la letra pero no la música, por describirlos gráficamente.

En cuanto a sus características algunas de ellas son: estrategas, narcisistas, baja tolerancia a la frustración, conocen las reglas pero no las cumplen, por eso no podemos decir que son inimputables, porque en realidad conocen el hecho y tienen conciencia de la antijuridicidad, manipuladores, encantadores, faltos de empatía, esas son algunas de las características que hacen a su personalidad. Me resulta muy atrapante como lo decía al comienzo el estudio de estas personalidades y me resulta práctico el conocimiento al momento también de asumir una defensa, porque uno tiene que comenzar a armar un gran juego similar al ajedrez para poder plantarse en el tablero del proceso ante un agresor y sobre todo si tiene éstas características.