logo

El auge de las SAD en el fútbol uruguayo

Mayo 03, 2021

Cada vez son más los clubes uruguayos que adquieren la modalidad de Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) para subsistir en el negocio del fútbol.

Las SAD son un subtipo de Sociedad Anónima que surgió en España en 1992 con el Club Valladolid y luego se replicó en la mayoría de los clubes de ese país (salvo Athletic de Bilbao, Barcelona, Osasuna y Real Madrid) y en la mayoría de los clubes de las otras principales ligas de Europa: Alemania, Inglaterra e Italia.

El nacimiento de las SAD en Uruguay

Las SAD están instauradas en nuestro derecho nacional a partir de la Ley 17.292 (2001) como alternativa a las Asociaciones Civiles sin fines de lucro. Bajo este modelo los clubes deberán tener como único objeto social “la participación en competiciones deportivas oficiales y el desarrollo de actividades deportivas”, según el Art. 70 y, además, estas instituciones “estarán exoneradas de todo impuesto nacional” (Art. 82), al igual que los clubes de fútbol tradicionales.

Mediante esta nueva modalidad, las instituciones pueden cederle la administración de su activo a un inversor por un tiempo determinado (contratos que habitualmente tiene una extensión de entre 10 y 20 años).

La Dra. Silvia Etchebarne, explicó que las SAD se quedan con la parte deportiva, la gestión en la AUF, la licencia de FIFA y todos los derechos sobre los jugadores. “Es una especie de gerenciamiento que viene a subsanar la incapacidad de los dirigentes. Porque el problema es que el modelo actual de los clubes no funciona, y este nuevo modelo surgió por una cuestión de transparencia y de mejor gestión de los clubes uruguayos que son deficitarios”, señaló.

El consejo de la FIFA a los clubes uruguayos

Durante la intervención de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (entre agosto de 2018 y mayo de 2019) por los escándalos eleccionarios en la AUF, la FIFA sugirió que todos los clubes del fútbol uruguayo (salvo Peñarol y Nacional) deberían pasar a ser SAD. Esta recomendación del ente mayor del fútbol pareciera que tuvo buena recepción por parte de los clubes del fútbol uruguayo, ya que actualmente 16 instituciones están bajo la modalidad de SAD.

En primera división, a las cinco SAD que disputaron el campeonato anterior (Boston River, Deportivo Maldonado, Montevideo City Torque, Plaza Colonia y Rentistas) se le sumó Sudamérica que ascendió de la segunda división; campeonato de doce equipos en el que ahora jugarán seis SAD: Albion, Atenas de San Carlos, Central Español, Juventud de Las Piedras, Racing y Rocha.

En tanto, en tercera división (que es amateur) Colón, Huracán Buceo, La Luz y Miramar Misiones también pasaron a funcionar como SAD en el último tiempo.

El del Torque es el caso más reciente y auspicioso de un club uruguayo transformado en SAD. Si bien el objetivo primordial de este grupo empresarial es también la circulación de jugadores, la estructura de negocio está ligada a un proyecto deportivo concreto, lo que le permitió al equipo ascender por primera vez a primera división y a los pocos meses poder firmar un contrato con el City Football Group -dueño del Manchester City y New York City, entre otros.

Pero no todas las experiencias fueron las mejores al incursionar como SAD. Rampla Juniors tuvo varias desilusiones con gerenciadores argentinos que se fueron al poco tiempo, y lo mismo pasó el año pasado con un grupo inversor inglés que ya tenía la aprobación societaria y el contrato firmado con la institución, pero la plata nunca llegó y el mismo cayó.

Las SAD llegaron para quedarse, más allá de algún caso puntual negativo, la mayoría ha sido positiva, y los ejemplos están a la vista.