logo

TREINTA Y TRES

Desarrollo Económico Local, ¿de qué estamos hablando? – Parte 1

Por: Yamandú Vinay

Para aproximarnos al marco conceptual del Desarrollo Económico local (DEL) es pertinente realizar un breve recorrido por algunos conceptos aportado por autores claves que han trabajado y trabajan en esta disciplinan a lo largo del tiempo, para en una segunda parte analizar el caso específico de nuestro departamento.

Amartya Sen, referente imprescindible de la temática del desarrollo nos dice: “El desarrollo puede concebirse como un proceso de expansión de las libertades reales de las que disfrutan los individuos”, (Desarrollo y libertad, 2000). Algo tan simple y profundo como que pensar y trabajar en desarrollo, es pensar y trabajar en derechos humanos tan profundos, imprescindibles e inalienables, como la Libertad.

Otro referente conceptual como es Vázquez Barquero (1988) menciona: El desarrollo económico local es un “... proceso de crecimiento económico y de cambio estructural que conduce a una mejora en el nivel de vida de la población local (...). Este autor relaciona al Desarrollo Local con un necesario crecimiento económico que debiera determinar cambios estructurales (con todo lo que ello significa), con el fin último de mejorar la calidad de vida de población local (de un paraje, Municipio, Departamento, Región o País).

En temas de Desarrollo Económico Local, es más que interesante lo expresado por Albuquerque (2015), Desarrollo... se basa en: (i) el abandono de las actitudes pasivas, dependientes de las ayudas o subsidios; (ii) la movilización y participación de los actores territoriales: y (iii) la convicción del esfuerzo y decisión propios para concertar territorialmente las estrategias de desarrollo a seguir.

Profundizando en los conceptos que incorpora Albuquerque, es una invitación a la movilización de los actores del territorio, una invitación a recorrer el camino de la pasividad a la de ser actores constructores de los destinos del territorio del cual se es parte, buscando la inclusión, e integración, que determine amplios consensos multiactorales que fijen las bases del Desarrollo Local, y generen una estrategia de desarrollo sustentable, que determine planificaciones, prioridades, programas y proyectos específicos, acordados desde el consenso multiactoral.

Cuando hablamos de Desarrollo Económico Local, el concepto de Territorio va lijado íntimamente, es aquí donde los conceptos de Rodríguez Miranda (2006) parecen ser una buena fuente de interpretación: “El territorio es un ámbito geográfico delimitado por un conjunto de relaciones sociales y económicas entre actores e instituciones, que poseen capacidades y conocimientos específicos, compartidos, propios y adquiridos, e interactúan a partir de una tradición, normas y valores comunes, sobre los cuales se codifican y decodifican todos los intercambios”. Aquí vemos la integración del concepto de relaciones sociales y económicas entre diferentes dimensiones de un territorio, factor calve de explicación y análisis del Desarrollo Territorial.

Como podemos ver a partir de los aportes de referentes nacionales e internacionales a la construcción conceptual del Desarrollo Económico Local, podemos asumir que el mismo es un proceso multinivel y multidimensional, donde interactúan dimensiones económicas (trabajo, ingreso, distribución del ingreso, otros), sociales (igualdad de oportunidades, inclusión, cohesión, necesidades básicas, participación, otros), medio ambientales y conservación de los recursos naturales, culturales, políticas, de Gobernanza y descentralización.

En un dialogo constante entre actores, en pos de estructurar y diligenciar un proyecto endógeno, colectivo, orientado, que mejore las libertades, disminuya brechas y genera la capacidad de Agencia de la población.

Dmv. Yamandú Vinay Martínez.

Consultor en temas de Desarrollo Económico Territorial.

Abril del 2021