logo

Vacunarse para contagiarse

Por: Pablo Tosquellas

Habrás leído o escuchado la propuesta del senador nacionalista, Jorge Gandini, acerca que la vacuna contra el coronavirus deberá ser obligatoria para el personal de salud dado que quien trata con pacientes puede contagiar y contagiarse una enfermedad mortal.
¿Sabés una cosa? Para mi Gandini se quedó cortó corto. ¿Sabés por qué? Porque la vacuna también debe ser obligatoria para los docentes que impartan clases a partir de marzo y terminar con el mamarracho de las aulas virtuales.
El gobierno es conteste con lo imprescindible que es la presencialidad en la educación. De hecho, el Consejo Directivo Central (Codicen) invertirá un total de medio millón de pesos en obras de infraestructura, alquilará locales próximos a aquellas instituciones que estén cargadas con el objetivo de asegurar la correcta distancia social, entre otras iniciativas.
La vacunación obligatoria a los docentes provoca clases presenciales en paz porque el profesional estará tranquilo y podrá desarrollar su asignatura sin temores de contagios. Igual estarán los alumnos y sus padres.
Es vacunarse para contagiar. Para contagiar al aprendiz a generarse cuestionamientos sobre lo que está escuchando en vivo y en directo, levantar la mano para preguntar, motivarse...También, es fundamental la conexión con el compañero: desde el intercambio de ideas al chiste fácil.
Está claro que no es lo mismo recibir clases vía zoom encerrado en un cuarto que acompañado por tus pares. El zoom puede ser muy útil para entrevistar a un infectólogo durante un informativo de televisión, pero inútil para aprender historia.
Desde ya te digo que la vacunación obligatoria para asegurar la presencialidad encontrará resistencia en la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), que es más cómoda que un puf. En un artículo de La Diaria, publicado el pasado 2 de Diciembre, la secretaria general del gremio, Elbia Pereira, sostuvo que es "inentendible" que los maestros no puedan pasarse a la virtualidad durante lo que queda del año lectivo. Las clases para Primaria terminarán el 18 de diciembre. Pereira cuestionó, en diálogo con la radio Montecarlo, "por qué los maestros y funcionarios no podemos continuar con virtualidad el tiempo que queda", en tanto la decisión del Poder Ejecutivo fue que todos los funcionarios públicos se pasen al teletrabajo.