logo

Educación virtual: beneficios y desventajas

Marzo 18, 2021

El desarrollo de las telecomunicaciones y de los dispositivos electrónicos han establecido una nueva modalidad de enseñanza: la virtual. A continuación presentamos sus ventajas y desventajas.

No es secreto para nadie que los avances tecnológicos han tenido un desarrollo muy acelerado en las últimas décadas. Esto ha permitido una mayor facilidad para obtener información, así como el desarrollo de nuevas modalidades de enseñanza. Una de ellas es la educación virtual.

En este modelo educativo el instructor utiliza el ciberespacio para comunicar las lecciones a los estudiantes, en lugar de reunirse en un salón de clases. Gracias a las telecomunicaciones y a los dispositivos electrónicos es posible optar por una enseñanza a distancia y de calidad.

Esta forma ofrece diversos beneficios. No obstante, también presentas fallas. Si quieres conocer cuáles son, te invitamos a seguir leyendo.

Beneficios de la educación virtual

La demanda creciente de la educación virtual se debe en gran parte a los siguientes beneficios, que ahora detallamos. Tampoco se puede menospreciar su difusión gracias al avance tecnológico del último tiempo.

Accesibilidad: Una de las grandes ventajas de la enseñanza virtual es la posibilidad de estudiar desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento del día. Lo importante es tener acceso a una computadora y a internet.

Gracias a ello, podrás organizar tu tiempo y disponer de él a tu conveniencia. Esto es útil para personas que tienen una agenda apretada.

Ahorro del tiempo: Dado que puedes estudiar en cualquier momento y lugar, ya no perderás tiempo desplazándote a la institución académica. Por tanto, las esperas del transporte público, los atascos de tráfico y los problemas para aparcar ya no serán un problema. Aunque no lo creas, evitar estas situaciones te ahorrará mucho tiempo.

Reducción de costos: Esto no significa que las matrículas de formaciones virtuales sean más económicas que las presenciales. El costo de las mismas dependerá de muchos factores.

No obstante, esta modalidad de estudio evitará el pago de mudanzas y alojamiento. Muy común en los estudiantes universitarios que viven a las afueras de la institución académica.

Asimismo, la educación virtual suele ofrecer sus materiales de enseñanza (como libros o guías) en formato digital y de descarga gratuita. Esto reduce la inversión.

Ritmo de estudio personalizado: Además de manejar tu propio horario a conveniencia, también podrás aprender a tu ritmo. La enseñanza virtual permite volver atrás o repetir aquellas lecciones que te resultan complicadas. Si el tiempo no te alcanza para terminar una clase, puedes pausarla y retomarla más adelante.

Son cada vez más los trabajos que exigen el manejo efectivo de herramientas tecnológicas. Aprender en un entorno virtual obliga al estudiante a mantenerse actualizado y a dominar aquellas aplicaciones necesarias en la esfera laboral.

Por su parte, las empresas están recurriendo cada vez más a plataformas virtuales para llevar a cabo el trabajo. Es posible que esta forma de operar perdure en el tiempo.

Amplitud de perspectivas: Los programas de formación virtual ofrecen la oportunidad de estudiar con personas de otros países y pertenecientes a diversas culturas. La interacción digital con ellos enriquecerá la enseñanza.

Por ejemplo, pueden proporcionar información de interés sobre otras culturas de negocios, así como otros enfoques para la solución de problemas.

¿Cuáles son las desventajas de la educación virtual?

Si deseas emprender tus estudios de forma virtual o ya lo estás haciendo, es importante que conozcas las desventajas de este modelo educativo. Así podrás evitar o remediar algunas.

Calificaciones inmediatas: En la educación presencial es común que los profesores demoren las calificaciones. Esto no sucede en el entorno virtual, pues existen herramientas electrónicas que corrigen rápidamente la entrega de los estudiantes.

Asimismo, al contar con tiempos más amplios y flexibles, el profesor suele evaluar las producciones de los participantes a medida que estas van llegando a su correo o a la plataforma de la institución. Lo que acorta el tiempo de espera.

Mejora en las habilidades tecnológicas: Son cada vez más los trabajos que exigen el manejo efectivo de herramientas tecnológicas. Aprender en un entorno virtual obliga al estudiante a mantenerse actualizado y a dominar aquellas aplicaciones necesarias en la esfera laboral.

Educación virtual: ni mejor, ni peor

Con lo dicho, no pretendemos establecer que la educación virtual sea mejor o peor que la presencial.

Cada una tiene sus bondades y desventajas. Es cuestión de que las conozcamos y optemos por aquella que más nos favorezca.

En algunas ocasiones no será posible escoger. Pero lo ideal es sacar el mayor provecho posible, sea cual fuere la modalidad de enseñanza.