logo

Controversia por huevos de pascua regalados por la Intendencia

Abril 06, 2021

Al precio de los huevos de pascua que ya son polémicos, ahora hay que sumarle que la intendencia los regaló. Vecinos denunciaron violación de la laicidad y mensaje contradictorio con la pandemia, y edil del FA consideró que hay otras prioridades; Umpiérrez defendió la iniciativa.

El jueves 1º de abril la Intendencia de Rocha publicitó en su cuenta de Facebook que el domingo de Pascua a partir de las 10.30 saldría a “repartir, con alegría, huevos de Pascua” para los niños de la capital del departamento. El “afiche” del evento mostraba un mapa de la ciudad de Rocha con el detalle del recorrido en el que se regalarían los huevos.

Esto trajo una primera reacción de algunos vecinos rochenses, que mandaron una carta a la Junta Departamental de Rocha, en la que señalaron que, según el artículo 5 de la Constitución de la República, el Estado uruguayo es laico; por esa razón, denunciaron que el evento organizado por la Intendencia de Rocha, “que tiene origen en la celebración religiosa de ‘la Pascua’”, va contra la carta magna.

“Por otro lado, las autoridades han llevado a cabo acciones para evitar aglomeraciones, disminuir la movilidad y permanecer en nuestra burbuja. Este evento es potencialmente peligroso y va en desmedro de dichas acciones”, dice la carta.

Por su parte, el edil del Frente Amplio Óscar Andrada señaló hará un pedido de informes para saber cuánto se gastó en el evento o si hubo “algún tipo de donación”, ya que el aviso “salió espontáneo, de golpe”. “Queremos saber qué se relegó para generar esta iniciativa, porque si tú relegas dinero de otras cosas para esto, ¿a qué división de la intendencia le restaste?”, preguntó.

El edil sostuvo que el gobierno departamental cae en una contradicción en relación con el combate de la pandemia al organizar este evento, ya que “se amontonan chiquilines, con abuelos, padres y tíos en la plaza, esperando los huevos de Pascua”, como se ve “en muchísimas fotos en las redes”.

“Independientemente de que la iniciativa sea buena o mala (es jugar con la ilusión de los chiquilines también: un poco de política y populismo barato), estamos jugando con fuego”, sostuvo.

Además, destacó que “hoy la necesidad en Rocha no es esa”, ya que “hay muchísimos vecinos que están pasando mal”. Sostuvo que en el departamento hay ollas populares y el gobierno departamental “no las está apoyando”. “No está en tela de juicio si es lindo o malo para los niños, pero creemos que las prioridades en este momento son otras. A nosotros nos llegan reclamos todos los días de que había beneficiarios de alguna tarjeta, como Rocha Siembra, que eran 1.500 pesos; tampoco mucho, pero ayudaba más que un huevo de Pascua, y a mucha gente le está faltando eso”, finalizó diciendo.

Ante tal controversia, el intendente Alejo Umpiérrez respondió: “[El evento] surgió en el seno de mi familia, por mi hijo, que tiene 17 años; simplemente, hablando de la fiesta, [dijo] que había gente que quizás no podía tener un huevo, y tomamos la iniciativa de hacer un reparto de huevos de Pascua.

Solamente lo pudimos hacer, dada la premura del tiempo, en la ciudad de Rocha”.

El jerarca subrayó que en este evento “en ningún momento hubo aglomeración”, por lo que no fue contradictorio con las medidas contra la pandemia, ya que, además, “todas las personas iban con guantes y tapabocas”.

Subrayó que la intendencia “tiene claro que hay otras urgencias”, y tanto es así que la semana que viene se tratará un proyecto de “fideicomiso de obras” de 20 millones de dólares, “para generar trabajo en el departamento”. En cuanto al cese de la tarjeta Rocha Siembra, dijo que fue creada por la administración anterior del FA, “en el medio de un proceso electoral y por 90 días”. Porque ese momento “no tenía al Ministerio de Desarrollo Social [Mides] a nivel nacional como herramienta política, y creó una suerte de Mides departamental por 90 días, rumbo a la campaña electoral”.

Umpiérrez sostuvo que de las 1.600 personas que tenían el beneficio de la tarjeta Rocha Siembra, 1.200 “tenían prestaciones del Mides”, y a las 400 restantes “se les dio la cobertura del Mides correspondiente”. “Además, se volvieron a duplicar las prestaciones del Mides. O sea que no es necesario que la intendencia esté haciendo lo que corresponde al Mides”, agregó a la diaria.

Negó que haya una violación a la laicidad por hacer el evento, y acotó que personalmente no practica ni profesa ninguna religión, ya que es agnóstico. Además, resaltó que la Intendencia de Rocha no permitió celebraciones religiosas en Pascua, y acotó que tanto esta fiesta como la de Reyes “superan ampliamente el universo de las creencias religiosas”.

El jerarca dijo que se responderá el pedido de informes, de la misma manera que ha “respondido todos”, a diferencia del gobierno departamental anterior, “que no respondió ninguno”, y por eso hay “más de 300 informes del período pasado sin responder”. Señaló que hubo problemas para hacer la compra, dado que Rocha “es un mercado chico”, ya que querían conseguir 1.000 huevos de Pascua, pero se tuvieron que “contentar con menos”.

Por último, anunció que el año que viene se hará el mismo evento “en todo el departamento”.

En Rocha hay muchos temas para tratar, todos importantes, pero a algunos les preocupan los huevos de pascua, por lo que aquella frase que hace años venimos escuchando está más vigente que nunca: “Lo que no pasa en Rocha, no pasa en ningún lado”.